miércoles, 2 de enero de 2019

Spiderman, un nuevo universo


Stan Lee no ha llegado a verla estrenada, pero supongo que (además de marcarse el cameo de rigor), seguiría de cerca su proceso de producción, del que se sentiría más afín que a ningún otro, dado su carácter de película animada. Más afín y más orgulloso, porque ésta es de lejos la mejor aproximación en pantalla grande que se ha hecho del universo Spiderman.

Sólo los títulos de crédito que inician la película y, sobre todo, los que la terminan, son un alarde arácnido de primera, llevados al terreno de la vigencia, la diversión y la complicidad del público, el juvenil y el veterano.


Luego están Peter Parker, el chaval Miles Morales, Kingpin, el merodeador nocturno y varios vecinos de universo que le añaden sal y originalidad al guiso. Pero sobre todo, hay un guión bienhumorado, complejo y coherente puesto en pantalla con una inventiva y calidad visuales que vuelven a marcar una altura del listón nueva y difícilmente superable. Sólo la apuesta de Los increíbles 2 está al nivel de lo que este equipo ha sido capaz de parir.

New York vuelve a tener héroe. Se llama Miles, o Peter, o…