lunes, 31 de diciembre de 2012

Doce uvas, doce pelis


PRIMERA CAMPANADA:
Una de aventuras, y que sea Mogambo, donde no hay leona comparable a Ava, en hermosura, en pureza y en carácter.
- Kelly, me cae usted bien. ¿Le apetece un trago?
- Sí, me encantaría.
- Lo siento, no hay hielo.
- Me alegro, el hielo a mí se me sube a la cabeza.


SEGUNDA CAMPANADA: 
Una de cine negro. Española, literaria y seca. El Crack 2.
- ¿Y la orden judicial?
- La llevo en la guantera. Calibre del 9 largo. ¿Te gusta?


TERCERA CAMPANADA:
Una de mujer fatal. Pongamos Body Heat, con Kathleen en su esplendor.
- No deberías llevar esa ropa.
- ¿Porqué? Sólo es una blusa y una falda.  
- Entonces no deberías llevar ese cuerpo.


CUARTA CAMPANADA:
Una de ciencia ficción. Por ejemplo Alien, el octavo pasajero. Y Sigourney aguantándole el tirón al alienígena hasta el final.
"Habla Ripley, la última sobreviviente del Nostromo. Corto la transmisión. Vamos, gatito."


QUINTA CAMPANADA:
Una película argentina de la penúltima hornada, desde que Darín hace protagonistas que se exportan. Indiscutiblemente, El hijo de la novia.
- Pero ¿Qué le va a decir? ¿Lo del discernimiento a un hombre que sigue enamorado después de 44 años? Honestamente padre, ¿Usted cree que las siete parejas que se vienen a casar aquí por sábado, tienen discernimiento? 


SEXTA CAMPANADA:
Una de guerreros y batalla. Japonesa mejor. Los siete samurais.
Kanbei.- ...han atacado por todos los otros lugares, y han sido rechazados. Vendrán por aquí.
Sichiroji.- ¿No deberíamos reforzar este punto?
Kanbei.- No. Un castillo ha de tener un punto débil: atrae al enemigo. No se trata tan solo de defenderlo.


SÉPTIMA CAMPANADA:
Una surrealista, de las duras, de don Luis. De las que se parecen a las fiestas de fin de año. El ángel exterminador.
Es tan extraordinario. ¿Cuánto tiempo llevamos aquí? No lo sé, he perdido la cuenta, pero imagínense los cambios de lugar de cada uno de nosotros durante esta horrible eternidad. Piensen las mil combinaciones de piezas de ajedrez que hemos sido, incluso los muebles, los hemos cambiado de sitio cien veces y...  Pues bien en este momento nos encontramos todos, personas y muebles en la posición  y lugar exactos en la que nos encontrábamos aquella noche. ¿O es otra alucinación? Dígamelo Álvaro, díganmelo todos.



OCTAVA CAMPANADA:
Una comedia redonda, de Mujeres al borde de una ataque de nervios. Con el desamor por mcguffin, gags impagables (el vestido de la señora, horroroso, horroroso...) y un gazpacho legendario.
- Estoy harta de ser buena.


NOVENA CAMPANADA:
Una de duelo entre monstruos de la interpretación. Como Heat. Vigente, con adrenalina, con tiros y con trucos. Hasta en el plano que jamás compartieron en pantalla.
¿Me ves atracando tiendas de licores con un tatuaje en el pecho que diga “Nacido para perder”?


DÉCIMA CAMPANADA:
Una de frío nórdico, cena y redención, como El festín de Babette, para ablandar a los corazones endurecidos de fe.
“La justicia y la paz se besan mutuamente”


UNDÉCIMA CAMPANADA:
Un buen baile de fin de año. No se me ocurre otro más adecuado que el de Gilda.
 Yo nací anoche, cuando le conocí a usted. No tengo pasado, sólo futuro.



CAMPANADA 12:
Un brindis y a jugar otro año, con las cartas que toquen. El apartamento.
Ya sabes, vivo como Robinson Crusoe, náufrago entre 8 millones de personas. Entonces, un día vi una huella en la arena, y allí estabas...



Feliz 2013.





domingo, 30 de diciembre de 2012

La vida de Pi





Ang Lee es un tío versátil.

Aparte de su agudo conocimiento del paño asiático en diferentes timbres y géneros (el poema heroico de Tigre y dragón, el apunte social de El banquete de bodas, la complejidad de la familia en Comer, beber, amar), es capaz de batirse con la misma solvencia en historias incómodamente norteamericanas como La tormenta de hielo, alrededor de un puñado de llaveros, o el romance gay de dos cowboys en Brokeback Mountain. Y salir perfectamente airoso adaptando una novela de Jane Austen como Sentido y sensibilidad –más british no cabe-.

Yo creo que sólo ha pinchado en Hulkpero es que con los superhéroes hay que pasar de sutilezas, y Lee no sirve para el brochazo.

Lo que sí se le da bien, -por lo visto en su última película- es la sencillez. No necesariamente en el planteamiento formal o narrativo, sino en el resultado final de cara al espectador: Un joven, una familia marchándose, un viaje por mar, un naufragio y un bote donde los últimos supervivientes son el muchacho y su tigre. Lo demás se limita a apuntalar esta maravilla de entretenimiento, plasticidad y enjundia vital. Para el creyente, hasta lo redondea.

Si os gustan las aventuras bien narradas y la narración como aventura, aprovechad la pantalla más grande posible y disfrutad con La vida de Pi. No sé si lo de Dios os funcionará, pero es que, en eso, cada cual convive con su “Richard Parker”.




lunes, 24 de diciembre de 2012

viernes, 21 de diciembre de 2012

Las Sesiones




Hoy viernes 21 de Diciembre de 2012, día de el mundo sigue, se estrena Las sesiones, la historia de un discapacitado que pasa la mayor parte de su tiempo en un pulmón de acero, que necesita conocer el sexo a sus 38 años y que busca el amor en cada chica guapa que se le acerca a la camilla.

John Hawkes como el periodista poeta Mark O´BrienHelen Hunt como su terapeuta sexual y William H. Macy ejerciendo de sacerdote, llenan la pantalla de humanidad, diversión y esperanza con ayuda de un excelente guión y un director como Ben Lewin, que sabe muy bien lo que hay que contar.

Sólo poniéndonos puñeteros se podría cuestionar el subrayado del último minuto, añadido para conmover a toda costa cuando la historia es conmovedora a pesar de su simpatía, de principio a fin. Pero estoy seguro de que el espectador que paga su entrada no lo verá como un defecto.

Muy muy recomendable. Para saber lo que es un fin del mundo y lo que es un mundo sin fin.

jueves, 20 de diciembre de 2012

El casting se está cerrando



Según cuenta el diario ABC, Jackie Chan estará en Los mercenarios 3.

"Jackie Chan no ha podido resistirse a la llamada a filas de Stallone: «Sly ya me había invitado a estar en la segunda parte, pero estaba muy ocupado rodando "Chinese Zodiac". Él extendió su oferta para la tercera parte y acepté, a condición de aparecer como algo más que un personaje secundario», ha confesado el actor de 58 años.”
Dicho y hecho: el protagonista de «El mono borracho en el ojo del tigre» estará en «Los mercenarios 3» junto a Schwarzenegger, Willis, Lundgren, Statham, Li, Van Damme y seguro que algún fichaje de relumbrón más (después de que Nicolas Cage se hiciese el remolón, igual que Wesley Snipes y Harrison Ford, de momento). Y no olvidemos que a Clint Eastwood también le divierte la saga.”

Colegas, o espabilamos, o la hacen sin nosotros.

domingo, 16 de diciembre de 2012

El Hobbit



Bienvenidos, otra vez, a la Tierra Media, sita en Nueva Zelanda. Allí, como era inevitable aunque lo disimulara, Peter Jackson ha sido finalmente quien ha vuelto al universo Tolkien para contarnos la historia de Bilbo joven, 60 años antes de que Sauron montara el gran carajal.

Un filón no se abandona hasta que no se agote y Jackson recupera su monumento fílmico, que conoce mejor que nadie, nos cuenta su inicio y le añade aventura y mitología, apurándolo para bien y para mal. Lo hace con los decorados anteriores y algunos nuevos que ya responden a una dirección artística establecida. Con intérpretes veteranos en la saga y con otros recién llegados que animan el cotarro. Con la solemnidad del regreso y la obligatoriedad de reinventar y sorprender sin olvidarse de que encaje el puzzle.

Lo consigue, en términos de proyecto, "arquitectónicamente" hablando. La Comarca, Rivendel, las grutas de los orcos, los magos y sus prodigios, las batallas heroicas de razas que se odian y las pipas para fumar recordando aquellas victorias o derrotas lejanas son como deben ser. Como esperan los seguidores del mundo Tolkien en su versión XXI. Pero algunas cosas rechinan, al menos desde mi anticuado punto de vista: Lo que en otros tiempos el cine de aventuras resolvía con elipsis y sutileza, o con un simple letrero de inicio (hasta Starwars empezaba así), aquí se construye hasta el mínimo detalle mediante épicos flashback de millones de dólares. Nada queda a la imaginación del espectador, absolutamente todo se ve en la pantalla en un apabullante despliegue técnico y humano. Y ese despliegue es tal que a veces estás más interesado en saber cómo han hecho las escenas que en la peripecia de los personajes que las viven. Es decir, que el nivel técnico llega a interponerse entre la película y tú. 

Por eso, para mí la escena más afortunada es la que reúne en una cueva solitaria a Bilbo y a Gollum, solos frente a frente. Lo demás es paisaje para las transiciones (con cámara en permanente vuelo raso), engarzando escenas de furor bélico o pre-bélico donde la prosopopeya en los parlamentos sigue presidiendo cada debate y cada decisión. Y eso que los enanos, muchos de ellos caracterizados espléndidamente, daban para mucho más. Pero las historias por entregas tienen este inconveniente añadido. Hay que esperar al estreno de las próximas tres horas de metraje para saber si los personajes poco dibujados alcanzarán su plenitud. 

De momento, Bilbo va por buen camino. El hobbit ha estrenado su espada y ya tiene el anillo en su poder. 
El dragón espera.

domingo, 9 de diciembre de 2012

Rita la bailaora

Si alguien me adivina todas las pelis que salen aquí, le regalo un ejemplar firmado de Tiene Delito y una de la Hayworth en dvd.

viernes, 7 de diciembre de 2012

Elegí un mal día para


Ayer no fui al cine. Pero jugué a "polis y cacos" con la chica de la cabecera y vimos de matinée doméstica La noche americana de Truffaut con la Bisset, donde una ayudante de dirección dice aquella frase mítica de "Yo dejaría a un hombre por una película pero nunca dejaría una película por un hombre". Escribí por la tarde varias páginas bonitas (o a mí me lo parecieron), y saqué a los perros a pasear sin tener ninguna prisa. Fue un día estupendo.

Como los buenos momentos suelen serlo por su brevedad, hoy he tenido que salir de nuevo a capear el temporal de una jornada corriente. En la televisión de la cafetería, bien temprano, los políticos recuperaban su afición a mostrarse tan desagradables como suelen, se informaba de que el país sigue en recesión otro maldito trimestre, un equipo de fútbol de aquí había perdido su penúltimo partido en Europa... todo volvía a tener mala pinta.

Y la lluvia.
En fin, que me he acordado del jefe de la torre de control de un aeropuerto que se parecía mucho a España.

martes, 4 de diciembre de 2012

Operación E





Mañana se estrena Operación E, protagonizada por Luis Tosar y dirigida por Miguel Courtois. Está inspirada en la historia de Clara Rojas, la compañera de cautiverio de Ingrid Betancourt a manos de las FARC, que tuvo un hijo mientras estaba secuestrada en la selva. Pero se centra en el personaje también real de Crisanto, el campesino al que le endosaron la criatura por el sistema infalible de “te lo quedas o te quebramos”.  Y en las peripecias que a partir de ese momento tuvo que vivir con su familia -mujer, cinco hijos y suegro-, huyendo de un sitio a otro con una insensata esperanza de resolver las cosas, empezando por la precaria salud del pequeño Emmanuel (la E del título).

Tosar es ese campesino y lo es de cuerpo entero. Hasta el acento le sale con soltura y sin afectación. Tiene un buen personaje para trabajar y lo aprovecha al máximo dentro de un film ambicioso y bastante logrado, con mucho el mejor de su director hasta la fecha. 

En él, Colombia muestra su complejidad armada, su naturaleza apabullante y sus poblaciones más caóticas, porque la historia se lo pide así. Pero Colombia sigue esperando una película que muestre, no solo a ese hermoso país que aguanta lo inaguantable, sino también a un pueblo donde la cotidianeidad existe, el humor está en cada réplica y los afectos se cuidan con esmero. Esa tendrán que hacerla los colombianos, supongo. 





lunes, 3 de diciembre de 2012

TEASER







Invasor



Dice un viejo refrán que el español piensa bien pero piensa tarde y, en asuntos de cine, este refrán es bastante cierto con demasiada frecuencia. Pero esta vez no se trata de un retraso en los aspectos técnicos, donde Invasor luce impecable, sino en los temas, porque la guerra de Irak (la primera y la segunda) se ha agotado como asunto hace ya varios años. 

Redacted, En tierra hostil, Green Zone-distrito protegido, En el Valle de ElahJarhead, En honor a la verdad, Tres reyes,... La mayoría de las mencionadas, y otras muchas, fueron hechas con presupuestos holgados y/o actores carismáticos encabezando el reparto. Contando las cosas según las ven los norteamericanos, es cierto, lo que significa que nos toca asumir su versión hasta cuando se ponen críticos con sus soldados, sus mandos, sus espías y sus cosas. Así que, como atenuante, podría argumentarse que ésta es la visión española de la penúltima guerra moderna y eso hace necesaria, interesante o sorprendente la historia de Invasor

No es el caso, porque ni cuenta nada que no sepamos ya, ni lo cuenta de un modo diferente a como lo haría un gringo de nivel medio. Es decir, acción muy lograda y guión en esquema. Con un problema añadido: que los "eliminadores" son más creíbles cuando emanan de la Cía o la DEA, que cuando su interés en cerrar bocas por las bravas viene dictado por un político español invisible. Es meter a nuestros políticos y, por muy Karra Elejalde que se sea, el papel empieza a desmoronarse. E inevitablemente, si el malo se desmorona, el thriller también. Por no hablar del desperdicio que hacen de Inma Cuesta, que podría haber agigantado las dudas del protagonista o aumentado sus apuros desde una inesperada mezquindad... Pero nada. Daniel Calparsoro incurre en su error más habitual: se luce en las imágenes con un guión endeble, poco elaborado.

En fin, que a mi juicio, llegar tarde a una temática para hacerlo así no solo es pensar tarde sino que además es pensarlo mal. Aunque, por  supuesto, las escaramuzas irakíes de Invasor están excelentemente rodadas. 

P.D: Salvo la ganadora del Oscar, ninguna de las películas de Hollywood referidas a Irak llegó a ser verdaderamente rentable.