jueves, 18 de mayo de 2017

Nunca te saltes una de Allen: Irrational man



La penúltima de Woody (que pronto será la ante-penúltima) es otra de esas en las que el pequeño gafotas de Brooklyn habla de cosas complicadas (y sombrías) con una sencillez y luminosidad abrumadoras. Lo adereza con asesinato, que resulta más llevadero y cinematográfico, pero es precisamente ese elemento el que le permite filosofar, en el buen sentido de la palabra, sobre las contradicciones de la vida, la reputación, el desánimo y el amor. Las pocas cosas que en un momento concreto de la existencia parecen animarte a la acción o invitarte a beber sin freno de una petaca de bolsillo. 

Los actores están impecables, como suelen con Allen, y la fotografía, escenarios, música y ritmo son de una frescura tranquila que parece fácil, pero que apenas está ya al alcance de ningún cineasta norteamericano. 

Sin autorías contorsionistas, sin metrajes desmesurados, sin créditos molones. Allen parece casi el único artista racional de Hollywood. Obviamente, allí deben tomarle por loco.


3 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Acabamos de poner en marcha un nuevo sorteo cuyo premio serán dos entradas dobles para ir a ver la nueva película de Piratas del Caribe.
    Este es el enlace al concurso: https://goo.gl/ywg7Ry

    ¡No os lo perdáis!.

    ResponderEliminar
  2. Nunca es Nunca! Si señor, aunque el terco de León diga lo contrario y el doctor sordo mudo también.

    ResponderEliminar